Skip to main content

La experiencia de usuario en la tecnología aplicada al derecho, o legaltech, es fundamental para que los abogados realmente ganen eficiencia y mejoren sus procesos. 

Si se trata del futuro del trabajo de los abogados, el auge de las soluciones legaltech ha potenciado las posibilidades que se habían pensado hasta el momento. El diseño de la experiencia de usuario (UX, por sus siglas en inglés) es fundamental para que las plataformas resulten amigables para quienes las eligen para potenciar su trabajo. 

Roy Kailidis, Chief Technology Officer (CTO) de Brevity explica que para desarrollar una experiencia de usuario cómoda para los profesionales del derecho «se prioriza la facilidad y la rapidez para el acceso a las diferentes funcionalidades que ofrece la plataforma. La claridad y simpleza de cada una de las características que están presentes en la aplicación es clave para que el usuario pueda utilizar la herramienta sin necesidad de perder tiempo».

Experiencia de usuario en la tecnología aplicada al derecho

La experiencia de usuario representa todos los factores relativos a la interacción del usuario final con un determinado producto o servicio

Es distinta la interfaz de usuario (UI) de la experiencia de usuario. Por un lado, la interfaz de usuario es lo que este ve y con lo que interactúa, como los botones o el texto. Por otro lado, aunque la experiencia de usuario incluye la interfaz de usuario, la trasciende. 

La experiencia de usuario abarca una franja de elementos relacionada con las cualidades de un producto o servicio que lo hacen significativo para el usuario final. 

Está determinada por aspectos como la sencillez, la efectividad y la practicidad de uso. La experiencia de usuario de un software de gestión jurídica debería ser simple, intuitiva y eficaz. Un artículo del Harvard Business Review afirma que cuando se trata de una experiencia de usuario exitosa “menos es más”.

La experiencia de usuario en el Software as a Service (SaaS) jurídico

SaaS es un software que se aloja en un un servidor externo, fuera de las computadoras de la organización y se adquiere bajo un modelo de suscripción, no de licencia. Está alojado en la nube, lo que lo hace más seguro, y, en general, se caracteriza por estar fuertemente centrado en el usuario.

Otra característica de las soluciones SaaS son su flexibilidad, ya que se pueden actualizar automáticamente a la versión más reciente y compatible del software. A la vez, son escalables, ya que a medida que las empresas crecen o reducen su tamaño, se pueden modificar los usuarios del contrato de la empresa con el proveedor de software.

La atención constante a las necesidades del usuario, hace que este tipo de soluciones tecnológicas para los profesionales del derecho busquen una experiencia de uso ágil y gratificante.

«Constantemente desde Brevity estamos versionando el producto para obtener una mejor experiencia del usuario. A nivel interno es una cadena que se inicia observando cuáles son los lugares donde hay posibilidades de mejoría siguiendo las opiniones de los clientes. Luego, llevamos adelante las modificaciones para forma de maximizar la experiencia del usuario», desarrolla Kailidis.

El usuario en el centro de la experiencia

En 4 simple steps to designing a strong user experience, Think With Google resume que una experiencia de usuario sólida es aquella posiciona a la persona que está utilizando la aplicación en el centro del diseño. 

La experiencia de usuario está íntimamente conectada con los sentimientos y emociones que se despiertan en quien participa en la interacción. Por eso, se debe tener en cuenta estos factores en todo el proceso de diseño. 

La empresa destaca que el objetivo final es ayudar a los usuarios a hacer lo que ellos quieren hacer al interactuar con el producto o servicio. 

Por qué es importante la experiencia de usuario

El Foro Económico Mundial en colaboración con Comunidad SAP resalta el impacto positivo de una buena experiencia de usuario en una organización. Entre los frutos de una experiencia positiva, se encuentra la posibilidad de optimizar el tiempo de trabajo y aumentar la productividad de los empleados.

Una plataforma legaltech es creada para complementar las labores humanas y facilitar la vida de quienes trabajan en la industria legal. Una experiencia de usuario debe estar basada tanto en el diseño como en la practicidad y la funcionalidad.

Un software complejo, en el es necesario hacer infinitos clics antes de encontrar lo que el usuario necesita ralentiza significativamente el rendimiento. Esto, además de generar desmotivación en el usuario, puede conllevar una pérdida en el rédito económico por falta de efectividad en los procesos.

Por el contrario, una experiencia de usuario que es fácil de comprender para todo el equipo conlleva numerosos beneficios. Un software sencillo y práctico reduce la posibilidad de errores por parte del usuario y permite una mayor precisión en las acciones. 

Si se cuenta con un sistema centrado en las necesidades del usuario, los colaboradores dedicarán menos tiempo a tareas operativas, como buscar información societaria en distintos documentos y archivos dispersos. En cambio, tendrán más tiempo para otras labores de mayor impacto, como ser proactivos en relación a los vencimientos.

Asimismo, si los miembros del equipo comprenden con rapidez la plataforma, se generará una reducción de costos de entrenamiento tanto en dinero como en tiempo. 

De esta forma, una experiencia de usuario óptima logra agilizar los procesos dentro de la organización e incrementar la productividad de los empleados.    

3 preguntas para hacer sobre la experiencia en la tecnología para el derecho

En relación a un software legal, la experiencia de usuario para los abogados pone en cuestión diferentes aspectos de la interfaz y la experiencia. 

  1. ¿Cómo se siente la plataforma al usarla? 
  2. ¿Tienes acceso rápido a tus documentos? 
  3. ¿Es fácil encontrar la información? 

La experiencia de usuario de un software de gestión jurídica debería ser simple, intuitiva y eficaz. 

Cómo evaluar la experiencia de usuario de legaltech

Al momento de elegir un software de gestión jurídica, hay que asegurarse de que este sea el adecuado para aportar un mayor valor a la industria. Esto implica que no solo sea útil, sino que también provea una experiencia de usuario óptima. La experiencia de usuario de un software de gestión jurídica debería ser simple, intuitiva y eficaz. 

Según una nota de ACC Docket, gran parte de lo que conforma una experiencia de usuario positiva es sutil. De acuerdo a las sugerencias de la asociación, reunimos algunos aspectos clave para verificar a la hora de contratar un nuevo servicio legal. 

  • Un software sencillo e intuitivo 

En muchas ocasiones, la sofisticación y velocidad son priorizadas a costa de la funcionalidad y practicidad. Para que una experiencia de usuario para los profesionales del derecho sea óptima, no debe haber desorden ni ambigüedades. La implementación de un lenguaje preciso, funciones fáciles de localizar y un diseño intuitivo son elementos esenciales para que los procesos se desarrollen sin problemas.   

  • Pasos fáciles de seguir 

Con el fin de recrear una interacción fluida, el diseño y la disposición de los elementos en la pantalla suele seguir una estructura convencional. Los elementos interactivos deben guiar al usuario de forma predecible en cada paso. Otra forma de personalizar la experiencia es la posibilidad de adaptar los paneles de control a las necesidades específicas. 

  • Considera la accesibilidad 

Lo que necesitamos debe estar al alcance de un vistazo. Los íconos deben ser estéticos, pero es importante asegurar su clara visualización y accesibilidad. 

  • Ofrece una experiencia consistente 

El diseño y la distribución de los elementos puede pensarse en principios de coherencia y cohesión. Todas las partes deben funcionar en armonía. Esto aplica desde el respeto a una determinada estética hasta la consistencia en los resultados de las acciones.    

  • Un usuario en control

El aumento de las capacidades técnicas de la tecnología no tiene que implicar un aumento de las dificultades para los humanos. Una herramienta que permite trabajar con eficiencia, pero sin abrumar con demasiadas opciones, hace que el usuario se sienta empoderado y en control. 

Un software para los profesionales del derecho que posiciona al usuario en el centro de la experiencia es aquel que tiene en cuenta sus emociones, sus deseos y sus objetivos.

A partir de esto, construye un recorrido que genera satisfacción y placer en quien lo usa. Así, agrega valor al producto o servicio, y aumenta los beneficios tanto a nivel interno con los empleados como externo con los clientes.